Inicio / Noticias / El impacto de la ampliación del Canal de Panamá en los puertos chilenos

El impacto de la ampliación del Canal de Panamá en los puertos chilenos

La ampliación del Canal de Panamá, hace poco más de un año, significó la redefinición de las rutas navieras del comercio mundial. Lo que a todas luces tiene un impacto positivo en el comercio exterior de diversos países, ya que permite la movilización de mayores volúmenes de carga, representa también un desafío para los distintos terminales portuarios, los que han puesto a prueba su capacidad de adecuarse al nuevo escenario y la posibilidad de planificació a largo plazo.

Operadores portuarios y expertos en el área analizaron los impactos que tiene y tendrá para Chile las nuevas esclusas, las cuales permiten el paso de buques de 366 metros de eslora, 49 metros de manga y 15, 2 metros de calado,  lo que amplia la capacidad máxima de los buques entre 13 mil y 14 mil TEUs.

En ese sentido, la principal conclusión es la necesidad de ampliar los terminales para permitir recaladas de las naves de mayor envergadura, además de otros cambios en infraestructura y logística.

San Vicente Terminal Internacional (SVTI). Img: PortalPortuario.cl

Lo anterior, es lo que precisamente hicieron en San Vicente Terminal Internacional (SVTI). Eduardo González, gerente general de la estatal, señala que no pierden de vista que las obras portuarias son a largo plazo, por lo que planificar se torna un aspecto clave. Por lo mismo, dice, SVTI se prepara “no solo para hacer frente a la ampliación del Canal de Panamá, sino para enfrentar de buen modo los cambios en la industria”.

En ese sentido, aporta que la ampliación del nuevo muelle, con una inversión de USD 120 millones apunta en esa línea, medida que quedó demostrada en marzo pasado cuando Maersk Antares se transformó en la mayor nave en recalar a San Vicente Terminal internacional con una eslora de 338 metros y capacidad de transporte de 11.294 TEUs.

“La segunda fase de este proyecto (ampliación del muelle) se encuentra en pleno desarrollo y consiste en el ensanchamiento y reforzamiento del muelle antiguo, con lo que ganaremos un mayor calado y más espacio. También concretamos la compra de dos nuevas grúas pórtico Ship To Shore (STS), las que se espera arriben al terminal en mayo de 2018 y que se convertirán en las únicas de su tipo en operar en la región”, agrega González.

Algo similar ocurre en Puerto Lirquén. La compañía el 2015 y 2016 incluyó en su plan de inversiones la extensión del muelle 2, el que ahora cuenta con un frente de atraque de 628 metros, capaz de atender a naves new Panamax de 367 metros y 13. 500 TEUs, más una nave de 300 metros y 10 mil TEUs.

FJMAUREL


¿Necesita trasladar su carga?

Todos los Derechos Reservados ©2015